Redescubre la sensualidad con tu pareja utilizando los sentidos

Cuando la sexualidad se expresa en una relación de pareja se deben tomar en consideración los sentimientos y sentidos de cada uno para que sea satisfactoria. Se ha demostrado que mantener una relación de pareja satisfactoria contribuye a la salud y bienestar de cada uno.

Despertar la sensualidad en la pareja requiere práctica. Saber cómo funcionan tus sentidos y cómo tu pareja per-cibe su ambiente te ayudará a mejorar la perspectiva sensual que ayudará a una mejor relación y respuesta sexual. Se dice que el amor entra por la cocina, pero realmente deberían decir que entra por los sentidos.

Lee e imagina que estás observando la siguiente escena.

“‘Es que ya no le amo’. Esta temida frase salió de sus labios. Sentado en el balcón escuchó cómo años de su vida se venían abajo cuando semejante herejía fue pronunciada por sus rojos labios. El hedor de la muerte llenó el aire de inmediato. ¡Qué amargo escucharle decir esto! Fue como si el gélido invierno convirtiera en hielo la esperanza de volver a sentir su cercanía. Solo faltaba que comenzara a llorar”.

Ese relato, aunque triste, está cargado de sensualidad. Al leer este párrafo se hace difícil no sentir algo de frío, pensar en un ambiente lúgubre o desolado. El cuerpo tiene un sistema complejo de sensores que nos permiten procesar la información que recibimos e interpretarla a través de nuestros sentidos. Esa experiencia es la misma que se usa para crear las sensaciones que hacen que tu pareja escuche, perciba y entienda la relación.

Estas observaciones te ayudarán a desarrollar tus propias estrategias de sensualidad cuando desees explorar. Debes tomar en consideración el ambiente, el momento y las ideas que tengan sobre su propio cuerpo y sus sensaciones al realizarlas. Tener el ambiente adecuado puede hacer la diferencia entre una experiencia de todos los días a una sublime.

    1. Olfato
No necesitas usar perfumes caros o jabones que enmascaren tus olores corporales. Basta con que tu cuerpo esté limpio. Toma turnos con tu pareja vendando los ojos y olfatea el cuerpo de tu pareja. Intenta diferenciar el olor de la mañana del de la tarde o noche.

    2. Gusto
Hay varias formas de acercarnos a este sentido. Puedes compartir sabores particulares de algunos comestibles, tales como chocolates, frutas o vino. Éstos son favoritos de muchas personas. Pero no se trata de engullir, sino de ir saboreando pequeñas porciones y a la vez  disfrutando. Otra forma de compartir este sentido puede ser probar el sabor del cuerpo de tu pareja.

    3. Visión
Muchas veces pensamos que la vista es el sentido que más predomina en la relación sexual. Tanto es así, que muchas veces se dice especialmente de los caballeros, que son muy visuales. La industria de las imágenes y medios para adultos apuesta a esto. Para ha-cer un ejercicio de sensualidad visual pueden hacer lo siguiente: siéntese uno frente al otro. Mírense a los ojos y sostengan la mirada por treinta segundos. Cada vez que repitan el ejercicio vayan subiendo en intervalos de 15 segundos. ¡Se sorprenderán de los resultados!

    4. Audición 
Los oídos proveen un medio espectacular de experiencia sensorial. Una música agradable, un ritmo tropical cadencioso, el sonido de las olas e incluso tiene el poder de cambiar el estado de ánimo. ¿Qué tal un susurro al oído de palabras de amor?

    5. Tacto
Tocar es una parte esencial de la experiencia sexual. Comienza tocando poco a poco el cuerpo de tu pareja. Vas a descubrir que existen áreas que jamás imaginaste que podían ser fuente de placer.

Leave a Reply