Lucha por tu mascota, porque es tu mejor amigo.

Todos sabemos lo que es pasar por un proceso de duelo. Cuando un familiar o un ser querido muere, necesitamos algún tiempo para aceptar que esta persona ya no estará con nosotros. ¿Pero qué sucede cuando nuestras mascotas nos dejan? El luto para nuestra mascota sigue siendo un tema del que se habla muy poco. Además, muchas personas que nunca han tenido bajo su cuidado  un animal ignoran lo que representa y por lo tanto, minimizan el duelo por el animal. De esta manera, la persona que esta afligida aún tiene que lidiar con otro sentimiento negativo: la falta de aceptación de su dolor.

Un luto muy poco reconocido

Si has pasado por el dolor por la pérdida de tu mascota, tal vez has  encontrado personas que dicen cosas como: “es sólo un animal”, “adopta”, entre muchos otros. Esto no ayuda a la persona que ha perdido a su fiel amigo. ¿Se puede imaginar que va a un funeral y le dicen lo mismo, por ejemplo, en el caso de un bebé que acaba de morir? ¿Es posible decir “no se preocupe, usted puede tener otro”? ¿O en el caso de la persona después de haber perdido los padres decir “puede adoptar un nuevo padre o madre”?

Aunque todavía se subestima el impacto emocional de la pérdida de una mascota muchas personas evitan el hablar del tema y del impacto emocional que puede causar la pérdida de una mascota. Tanto así que muchas personas no les importa nada cuando, por ejemplo, su mejor amigo está pasando por un duelo por la pérdida del animal.

 

Llorar la pérdida

Cuando pasamos por un proceso de luto por la pérdida de un ser querido los rituales funerarios pueden aliviar nuestro dolor, pueden ayudar a traer a nuestro lado gente que se necesita en estos tiempos. El apoyo de la familia, el acto de enterrar o cremar para traer a algunos justicia y permitiendo una adecuada despedida a esa persona nos da un pequeño consuelo. Así, estos rituales crean un contexto y un ambiente en el que pueden expresar el dolor junto con otras personas que comparten el mismo sentimiento. ¿Pero que sucede en los rituales de entierro de mascotas?

 

Es cierto que no existen crematorios y cementerios destinados únicamente a los animales. No existe ningún procedimiento o una costumbre, en caso de perder tu perro, gato, conejo, tortuga, darle una oportunidad de decir adiós como se merece.

 

La falla en el duelo de una mascota

No decir adiós correctamente a su animal puede ser perjudicial para el proceso de aflicción. Sobre todo si te sientes culpable por su muerte. Tal vez el animal ha tenido un problema de salud y te culpes por no darle más atención y dedicación. Tal vez aquellos quistes que fueron el resultado de un medicamento en particular podrían haberse evitados. Estas son algunas ideas que pueden pasar por nuestras cabezas y que nos invitan a sentirnos siempre culpable. Pero sobre todo el remordimiento que sienten en relación con la muerte de los animales es el resultado de la eutanasia, negada a los seres humanos, sin embargo uno de los centros más cercanos para aliviar el sufrimiento de los animales. La eutanasia hace que muchas personas se sientan culpables por la muerte de sus mascotas, eligiendo una fecha para que, en última instancia darles muerte. En este tipo de situaciones es cuando más las personas necesitan apoyo y no ser juzgados por sus sentimientos.

Una nueva mascota

En una primera fase del duelo, la persona que sufrió la pérdida probablemente no querrá tener una mascota. Es normal sentirse de alguna manera que traicionaría la memoria del compañero fallecido, poniendo a otro a usurpar su lugar. También no es buena idea, porque una nueva mascota puede predecir un nuevo sufrimiento futuro como lo está pasando ahora. Las personas que sufren estas pérdidas, necesitan su tiempo para hablar y desahogarse una mano amiga que los pueda entender y no juzgar por sus sentimientos.

Leave a Reply