La dieta alcalina, lo mejor para tu salud.

¿Qué es la dieta alcalina?

El método alcalino, o dieta ácido-alcalina es la que asegura que el organismo posea un PH que le permita al cuerpo funcionar al máximo de su capacidad y evitar el desarrollo de varias enfermedades o trastornos. La medición del PH es de 1 a 14, siendo la medición ideal de 7,4 (7 es considerado como neutro). Pero nuestros cuerpos a diario producen acidez por el consumo de ciertos alimentos que consumimos en exceso, por ejemplo las carnes, pescado, azúcar, productos industriales, el alcohol, el café, los granos refinados, entre otros. Al estar en un estado de acidez, el cuerpo debe echar mano de sus reservas minerales, dando lugar a la desmineralización (que prepara el escenario para la osteoporosis). La acidez excesiva también favorece que el metabolismo sea más lento, aumento de la fatiga, desequilibrio de la flora intestinal, trastornos del sistema nervioso … Volver a un buen equilibrio ácido- alcalino permite que el cuerpo tenga una mejor eliminación de toxinas, y a digerir mejor y reducir los trastornos digestivos e incluso mejorar el estado de ánimo en general.

¿Por qué el cuerpo se vuelve ácido?

Además de la elección de los alimentos, la forma de comerlas es crucial. Comer demasiado rápido en cantidades grandes, demasiado tarde, o no masticarla lo suficiente, promueve la acidez. También existen otros factores distintos de la alimentación también están involucrados: el estrés, problemas para dormir, la contaminación, la intensa actividad deportiva, entre otros…

¿Cuáles son los signos para reconocer un cuerpo ácido?

La fatiga, falta de energía, hinchazón, usted es propenso a ser afectado hasta por la más pequeña infección. Son indicadores que nos alertan. También los problemas en las encías o el mal aliento pueden reflejar un suelo ácido. Para conocer el PH exacto, hay que hacer pruebas de la orina la cual sigue siendo el más fiable y precisa, ya que indica cómo funcionan los riñones a la hora de eliminar la acidez. Se recomienda hacer la prueba en la mañana al despertar.

¿El limón puede acidificar nuestro cuerpo?

Pues no! Al contrario, el limón ejerce una acción alcalinizante en el cuerpo cuando se digiere. Los alimentos que si son acidificantes son la carne, el alcohol, la cafeína, el azúcar, los aceites refinados, productos lácteos fermentados, quesos añejos, especialmente alimentos de harina refinada (pan blanco, galletas…) y aditivos alimentarios industriales añaden. Hay también, pero en menor grado, las legumbres (garbanzos, judías, lentejas…), productos lácteos frescos y frutos secos (avellanas, pistachos…)

¿Cómo consumir un menú alcalino?

Evita freír y prefiere la comida cocinada o cocida al vapor, puede añadir un poco de aceite o mantequilla después de la cocción. Puedes hacer las siguientes combinaciones a la hora de servir tu comida, por ejemplo, un filete de carne (acida) con judías verdes y patatas cocidas, o espaguetis (acido) con calabacín en dados, albahaca fresca y un chorrito de aceite de oliva, y el azúcar en el yogur debe ser reemplazada por cubitos con frutas frescas. El arma absoluta y mejor para alcalinizar tu dieta, es el jugo de limón, su sabor es agrio, pero es el mejor alcalinizante. También se cree que las semillas de lino: girasol, calabaza, sésamo, germen de trigo… son aliados alcalinos que pueden ser rociados en cualquier plato. Y beber dos litros de agua o té de hierbas al día. Debemos tomar en cuenta también, que la mejor forma de consumir los alimentos debe ser lo más fresco y natural posible. Evitemos los alimentos preparados, productos de envases con aditivos, optar por las frutas y vegetales frescos, de temporada y orgánicos si es posible. Se prefieren las carnes de calidad, aves de corral, queso y leche no pasteurizada fresca para preservar los nutrientes. También consumir granos como la cebada, quínoa o trigo sarraceno.

Lista de algunos alimentos alcalinos que podemos elegir:

  • Verduras:brócoli, repollo, apio (raíz y rama), la espinaca, la col rizada, lechuga, papa, batata, calabaza, col, remolacha, pepino, zanahoria, hinojo, aguacate
  • Fruta (madura):pera, sandía, mango, papaya, plátano + frutos secos (albaricoques, plátanos, ciruelas…), siempre que elegir que no tengan conservantes.
  • Cereales:amaranto, la quinua, el centeno, el trigo sarraceno, la cebada
  • Las hierbas frescas:albahaca, romero, tomillo, salvia, menta…
  • Semillas y Especias:las semillas de lino, girasol, calabaza, sésamo, piñones, germen de trigo;semillas de jengibre, cilantro, hinojo.
  • Frutos secos:almendras, coco.
  • Aceites (virgen y prensado en frío)de oliva, el cáñamo, el lino, semillas de calabaza,
  • Bebidas:agua, infusiones de hierbas, té…

Leave a Reply