Cómo hacer suavizante de telas (2 recetas)

Es probable que quieras iniciar un negocio con tus productos artesanales, en estos tiempos está de moda los desodorantes, jabones, y otros productos de limpieza y cuidado de manera artesanal y si estas interesado en estos proyectos no puedes dejar de leer los consejos y paso a paso que tengo para ti el día de hoy.  Te enseñaré como puedes hacer suavizante sin salir de tu casa.

 

Cuando se trata de lavar la ropa, uno de los productos que más se utiliza y diferencia de los demás es el suavizante, como su nombre lo indica se encarga de suavizar todo tipo de vestimenta, estos suavizantes los podemos encontrar en cualquier súper mercado, pero esta vez vamos a tenerlo nosotros mismos desde casa.

 

Excelentes opciones de cómo hacer suavizante de tela

Bueno, la fabricación de este producto es perfectamente posible, sólo debes invertir en la adquisición de componentes de calidad, y seguir todos los pasos recomendados para obtener una sustancia de calidad y que realmente sea eficiente.

 

Para hacer el suavizante usted necesitará los artículos siguientes:

  • 2 taza de vinagre
  • 3 taza de agua
  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • Aceite esencial de la lavanda
  • Botella con tapa

 

Preparación

Tome un recipiente plástico con profundidad y anchura, luego añada la taza de agua y la otra de vinagre, con la ayuda de un mezclador remueva bien los ingredientes por 5 minutos. Una vez hecho esto, añada la mitad de la taza de bicarbonato de soda y revuelva por otros 5 minutos o hasta que el polvo esté completamente disuelto. Deje que la mezcla descanse durante 30 minutos.

Después de la hora estipulada, remueva la mezcla, haciéndola en sentido horario y hacia la izquierda durante 2 minutos. En el siguiente paso, añada el resto del vinagre y el agua, más el aceite esencial de lavanda o la esencia de su preferencia.

En este caso, es importante señalar que cuanto más esencia se añada, en consecuencia, más fragante será la sustancia. Mantenga removiendo los componentes hasta obtener una mezcla más homogénea con una consistencia más densa, que es el punto correcto del suavizante de telas común.

Generalmente, este proceso tiene una duración media de 10 minutos, e incluso puede formar una capa delgada de espuma. En este caso mire con cuidado la espuma ya que el suavizante no debe formar una capa gruesa de espuma, por el contrario debe formar menos espuma, después que haya cumplido todos los pasos deje descansar la mezcla por unas 8 horas que es el tiempo estipulado para que los elementos se concentren  más. Finalmente, es necesario añadir la segunda mitad de la Copa de bicarbonato para mejorar la calidad de la sustancia, además de colocarla en una botella y cerrarla para preservarla mientras no se utiliza. Lo ideal es mantener el suavizante en un lugar con temperatura ambiente, sin mucha luminosidad, para que mantenga las propiedades, manteniéndose siempre eficientes.

 

Cómo hacer suavizante concentrado

Si ya has comprado suavizante de telas, seguramente has tropezado con la plataforma del mercado con la versión concentrada de la sustancia, producida por marcas como confort, Downy y Ypé.

Estos productos se caracterizan por ser más densos y tener un mayor poder de suavidad, que puede ser reproducido en casa, sólo tiene que utilizar los componentes apropiados.

 

Para hacer el suavizante concentrado necesitarás los siguientes elementos:

  • 800 g de pigmento suavizante (1%) solución acuosa
  • 5 litros de agua desionizada
  • 500 g de Capicide CI-15 (conservante)
  • 500 g cloruro de calcio (solución 15%)
  • 500 g dialquilo cloruro de Amôneo dimethyl (Quatercap CDHT-75);
  • 3 litros de fragancia para el suavizador
  • Botellas con tapa
  • Frasco de aluminio

 

Preparación

Para hacer este tipo de suavizante debe tener un recipiente de aluminio grande y profundo; empiece por verter la mitad de los 5 litros de agua desionizada en el recipiente, llévela a una olla a fuego medio y deje que se caliente hasta la temperatura de 50 ° c si es necesario utilizar un termómetro para controlarlo. Remueva el líquido con movimientos fuertes, cuando el agua este en el punto deseado añada el pigmento sin mover nada para que los elementos se compacten. Luego añada el capicide CI-15 y dialquil cloruro, empiece a agitar la mezcla para que se produzca la reacción química esperada; después de haber cumplido con estos pasos añda el resto del agua desionizada junto con el cloruro de calcio esto hará que la mezcla sea más liquida.

 

Por lo tanto, es necesario bajar la temperatura del fuego, que sirve para hervir la mezcla de una manera más oportuna, contribuyendo a que el líquido engrose y alcance la viscosidad común del ablandador, dejándolo en reposo durante 10 minutos. Después del período dado, remueva la sustancia por otros 10 minutos sin interrupciones para promover la homogeneización completa del suavizante, que presentará una consistencia más gruesa. Hecho esto, apague el fuego y deje que el producto se enfríe durante aproximadamente 1 hora. Por último, asegúrese de que la sustancia este fría para colocarlos en recipientes plásticos. A la hora de comercializar con su producto hecho en casa analice los costos que ha tenido y asigne un porcentaje aproximadamente de 100% de beneficio para usted y el comprador, la manera en la que lo venda depende de usted, puede hacerlo puerta a puerta o desde su propia casa, de esta manera se puede ahorrar muchos gastos y tendrá buenos ingresos.

 

Leave a Reply