Habilidades de comunicación para tener éxito tu lugar de trabajo

La habilidad de comunicarse efectivamente con sus superiores, compañeros y el personal es esencial, sin importar la industria en la que trabaje. Los trabajadores en esta era digital deben saber cómo transmitir y recibir mensajes efectivamente en cualquier medio.

Escuchar

Ser buen oyente es una de las mejores maneras de ser buen comunicador. A nadie le gusta comunicarse con alguien que solo se preocupa por poner sus dos centavos y no tomarse el tiempo de escuchar a la otra persona.Tómese el tiempo de practicar la escucha activa.La escucha activa se trata de prestar mucha atención a lo que la otra persona esté diciendo, preguntando para aclarar las dudas y repitiendo lo que la persona diga para asegurar un buen entendimiento.A través de la escucha activa, puedes ser mejor para entender lo que la otra persona está intentando decirle y así responder apropiadamente.

Comunicación no-verbal

Su lenguaje corporal, contacto visual, el gesto de sus manos y el tono de voz, todos le dan color al mensaje que tratas de transmitir.Una relajada, abierta estancia (brazos abiertos, piernas relajadas), y un tono amistoso le harán parecer más accesible y le dará coraje a otros para hablar abiertamente con usted. El contacto visual también es importante; usted querrá mirar a la otra persona a los ojos para demostrar que está concentrado en la persona y la conversación (sin embargo, asegúrese de no mirar mucho tiempo a la otra persona, ya que la podrá incomodar).También, preste atención a las señales no verbales de las otras personas mientras habla con ellas.A menudo, las señales no verbales transmiten el cómo se está sintiendo la otra persona.Por ejemplo, si la otra persona no le está mirando a los ojos, él o ella puede que esté incómoda.

Claridad y concisión

Una buena comunicación verbal significa decir solo lo necesario.Intente transmitir su mensaje con la menos cantidad de palabras posibles.Diga lo que necesite decir directamente y claro, ya sea hablando con alguien en persona o en el teléfono o vía correo.

Amabilidad

A través de un tono amistoso, una pregunta personal o simplemente una sonrisa le dará coraje a sus compañeros de trabajo para acercarse y tener una abierta y honesta comunicación con usted. Es importante ser bueno y educado en todas las comunicaciones que tenga en su lugar de trabajo. Cuando pueda, personalice sus correos para los compañeros de trabajo.

Confianza

Es importante el tener confianza en su interacción con otros. La confianza le muestra a sus compañeros de trabajo que usted cree en lo que está diciendo y lo seguirán. Emitir confianza pude ser tan simple como hacer contacto visual o usar un tono firme pero amigable. Evita hacer declaraciones que parezcan preguntas. Por supuesto, sea cuidadoso de no sonar arrogante o agresivo. Asegúrese de siempre escuchar y simpatizar con las otras personas.

Empatía

A pesar de que esté en desacuerdo con un empleado, compañero de trabajo o empleador, es importante para usted el entender y respetar el punto de vista de los demás.Usar frases tan simples como ‘‘Ya veo a dónde quieres llegar’’ demuestra que has estado escuchando a la otra persona y respetas su opinión.

Ser mente abierta

Un buen comunicador debería entrar a cualquier conversación con una mente abierta y flexible. Sea abierto a escuchar y entender el punto de vista de la otra persona. Al estar dispuesto a entrar en un diálogo, inclusive con una persona con la cual estés en desacuerdo, estarás dispuesto a tener conversaciones más honestas y productivas.

Respeto

La gente será más abierta a comunicarse contigo si transmites respeto hacia ellos y sus ideas. Acciones simples como usar el nombre de la persona, hacer contacto visual y activamente escuchar cuando una persona esté escuchando hará que la persona se sienta apreciada. Al teléfono, evita las distracciones y mantente enfocado en la conversación.

Retroalimentación

El poder apropiadamente dar y recibir es una importante habilidad al comunicarse. Gerentes y supervisores deberían continuamente buscar caminos para proveer a los empleados una buena retroalimentación constructiva, ya sea por correo, llamadas de teléfono o actualizaciones de estado semanal.De manera similar, debería poder aceptar e incluso alentar, la retroalimentación de otros.

Eligiendo el mejor medio

Una importante habilidad de comunicación es simplemente saber qué forma de comunicación usar. Por ejemplo, alguna seria conversación (despidos, cambios en el salario, etc.) siempre es mejor hacerlas en persona. También debería pensar acerca de la persona con quien desea hablar, si es una persona muy ocupada (como su jefe, quizás), usted querrá transmitir su mensaje vía correo. La persona apreciará sus sinceras ganas de comunicarse y estará más sujeto a responderle positivamente a usted.

Diez Estrategias para ser un mejor jefe

Ser el jefe de una empresa no siempre es tarea fácil. Usted es el encargado de que la empresa vaya por buen camino, tener el poder del liderazgo significa tener que tomar decisiones difíciles. Si quieres ser un buen jefe, es necesario tomar algún tiempo para reflexionar y considerar como puede mejorar. Nosotros le vamos a proporcionar 10 formas de ser mejor jefe para compararlas con las que usted tiene y ver en qué tiene que mejorar.10 formas de ser mejor jefe

 Invertir en sus empleados:

Para ser un líder eficaz necesita que sus empleados también sean eficaces. Muchos jefes sólo piensan en ellos y por eso su empresa no crece. Invierte en tus empleados y así estarán más felices y motivados y será más fácil conseguir todo lo que se propone.

Admitir sus errores:

Admitir sus errores no es signo de debilidad, es lo que realmente te hace un líder. En lugar de esconderte con tus fallos da la cara y muéstrate fuerte frente a las adversidades. Así la gente confiará más en usted.

Mejora la comunicación con sus empleados:

Escuche y observe más a sus empleados. Sus trabajadores necesitan que escuchen sus ideas y propuestas para mejorar su empresa. Sería muy buena idea tener en cuenta estas propuestas ya que la unión hace la fuerza. Y un equipo de trabajo entusiasmado y motivado llevará a su empresa hacia el éxito.

Sacar a los vagos de su grupo de trabajo:

Mantenga a todos los trabajadores responsables en su equipo y expulsa a los holgazanes que no tengan ganas de trabajar para su empresa. Busca y selecciona a las personas necesarias y adecuadas para formar el mejor equipo que puedas formar.

Reconocer el trabajo de sus empleados:

¿Por qué no reconocer el trabajo de su equipo cuando lo han hecho bien? Podrías hacer un premio al empleado del mes y así motivarás a tu grupo de trabajo a hacerlo mejor y así a la vez tu empresa también irá mejor.

Confía en su equipo.

Tu eres el jefe pero no caminas tu sólo hacia el éxito si no que te acompañan un grupo de trabajadores junto a ti que sin ellos no llegarías lejos. Es por ello que debes confiar en su trabajo, el éxito del equipo en conjunto será el éxito de tu empresa. Reconozca tus debilidades y confía en tu equipo para reforzarlas.

 Dar las gracias:

Muchos jefes tienen la mala costumbre de no dar las gracias cuando algún empleado hace bien su trabajo. Los empleados se sienten apreciados si usted les da las gracias y además se sentirán más motivados y comprometidos en su trabajo.

Alabar público y reprochar en privado:

Alaba a tus empleados cuando lo hagan bien en público y reprocha las malas cosas de tus empleados en privado ya que a nadie le gusta pasar un mal rato avergonzado delante de los otros compañeros.

 Ofrece apoyo emocional:

No eres el psicólogo de nadie, pero tampoco puedes pasar de tus empleados. Escucha a tus trabajadores y si tienen problemas por ejemplo un niño enfermo o un padre, un buen jefe sabe que la familia es lo primero y encontrará formas para cubrir su puesto de trabajo mientras esté cuidando de su familia.

Ayude a sus empleados a crecer:

Usted es como un gran entrenador que tiene que entrenar a sus trabajadores para que aprendan y crezcan como empleados y se desarrollen como grandes trabajadores profesionales.

Leave a Reply