5 pasos para expresar sentimientos de la mejor manera

Cuando estas feliz es fácil sonreír y que las personas de una vez identifiquen tu estado de ánimo en cambio cuando estas serio es más difícil identificar que está pasando, expresar tus sentimientos te va ayudar a ti y a los demás a conocerte de una mejor manera siendo también una ayuda para enfrentar situaciones difíciles mejorando el conocimiento de ti mismo de adentro hacia fuera.

 

  • Paso a paso para expresar tus sentimientos

 

  1. Buscar el origen

Designar a una serie de sensaciones es algo complejo. A menudo no somos conscientes de la causa de nuestro mal humor. Así pues, en primer lugar, tendemos a preguntarnos qué pasó con nuestro estado de ánimo ha cambiado mucho. ¿Qué nos hace sentir de esa manera? Usted puede tratar de relajarse durante unos minutos para identificar lo que causó un cambio en su interior. Tratar de entender lo que le hizo probar toda esta acumulación de sensaciones.

  1. Aumentar su vocabulario emocional

Diciendo un simple “No estoy bien” o “Estoy bien” intente ser más específico y preciso con las palabras que usa para nombrar los sentimientos. Más concreto, así comprenderá mejor lo que está sintiendo y existen más posibilidades de ayudarlo.

Por ejemplo, imagine que usted está enojado con su jefe porque le criticó delante de sus compañeros de trabajo. Cuando están explicando la situación a otra persona, puede utilizar adjetivos como “vergüenza”, “indefenso”, “enojado”, ” enojo” o “humillado”. Esto permitirá que la otra persona entienda y sabrá como ayudarle.

 

Verbos emocionales de uso como “noto”, “comprendo”, en lugar de “Pienso”, “creo” o “Acepto”. Estos últimos son fácilmente refutables porque no se refieren a su condición interna y sí a su proceso mental.

  1. El método de “dejar de pensar” no funciona

Imagine ahora que su pareja no le gusta que le toquen su pelo. Cada vez que haces esto, él está de mal humor. Nunca te dijo que esto no le gustaba y esto tu lo tomas como una caricia es en ese momento como cosas pequeñas hasta que la persona explota y no sabes porque. Crees que él está exagerando y asigna a la causa de su malestar a otra situación. Por lo tanto, las consecuencias no serán las esperadas y su temor, fastidio o enojo se tornan en su contra. Con esto, vemos que ser tranquilo no es la mejor opción. El tratar de no pensar en lo que te molesta no te va a causar tranquilidad ni bienestar sino más frustración.

  1. Expresar sentimientos

Cuando queremos expresar sentimientos que utilizamos el verbo “sentir”. Si transmitir pensamientos, no es “sentir”. La sutil diferencia radica en la inclusión o no de la partícula que. Por ejemplo, “siento miedo” (sensación) o “siento que me está paralizando de miedo” (pensamiento).

En este último caso, estamos racionalizando una emoción, es decir, haciendo una situación. Significa que nosotros procesamos cognitivamente el origen de nuestros sentimientos. No estamos explicando los efectos que tienen sobre nosotros.

  1. Responsabilidad emocional práctica

Cuando empiezas a explicar con un “me haces sentir…”, no es solo poner la culpa sobre el otro sino poder acceder a tus sentimientos, la responsabilidad de lo que sientes es personal e intransferible, cuando intentas culpar a otro no es ni ético ni real más bien te estas causando problemas innecesarios.

 

  1. Hablar es liberador

¿Cómo te sientes después de algo que estabas dándole vueltas mucho tiempo? Fácil, ¿no? Charlar es terapéutico y liberador. Según varios estudios, las personas que evitan comunicarse tienen un mayor riesgo de padecer cáncer.  (Chapman, Fiscella Kawachi y 2013). Como personas que somos, no podemos dejar que las emociones nos controlen, sentir está en nuestra naturaleza, y la mejor manera de vivir con nuestros sentimientos es aceptarlos aprendiéndolos a controlar. Si tratas de hacerlo una vez, el siguiente será mucho más fácil. Y así, hasta que pueda naturalizar este comportamiento y convertirlo en un hábito en tu día a día.

El hecho de que pueda expresar sus sentimientos le ayudara a relacionarse mejor con las personas a su alrededor.  Aunque no es una tarea sencilla, invertir tiempo en expresar sus sentimientos mejora la calidad de sus relaciones interpersonales. Es un esfuerzo que requiere un constante trabajo introspectivo y una completa aceptación de ti mismo.

Leave a Reply