El Café Verde Para Adelgazar

¿Sabes qué es el café verde? ¿para qué se ha estado utilizando los últimos años? ¿sí? ¿no? ¡No importa! Porque hoy te hablaremos acerca de sus increíbles propiedades para bajar de peso que lo han hecho uno de los elementos más populares en las dietas y regímenes deportivos actuales.

De hecho, sus propiedades saciantes son tales que son capaces de permitirnos la planificación de comidas con mucha comodidad y seguridad, pues ayudan a controlar la ansiedad entre comidas, evitando que ingiramos alimentos a deshoras y así obtengamos calorías extrañas.

Su popularidad comenzó cuando salió en un programa estadounidense muy conocido, llamado el Dr. Oz, y desde entonces no ha hecho otra cosa que aumentar. Así que toma nota de todo lo que vamos a contarte a continuación, para que no dudes que lo único que tienes que hacer al terminar ¡es ir a comprar extracto de café verde!

¿Qué es el café verde?

Siempre ha existido el café verde, el problema es que no era muy conocido por los amantes del café, en especial porque llamamos café verde al grano que aún no ha pasado por el proceso de tostado. Porque sí, el color natural del café es verde.

De hecho, en este estado el grano posee un olor a café muchísimo más intenso que el café negro y su sabor tiene un tinte ligeramente más amargo. Eso sí, ten presente que tomar café verde para adelgazar debe hacerse desde la visión de que es una ayuda o complemento, que jamás va a reemplazar a una dieta equilibrada ni a un régimen deportivo o de ejercicios.

No es recomendable, saludable ni aporta mayores beneficios realizar alguna dieta únicamente alimentándonos de él, por el contrario, puede causar severos problemas de salud, ya que excluimos casi todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Pero ¿el café verde tiene otros beneficios para tu salud?

¡Sí! Claro que los tiene, en especial porque si de extractos naturales se trata, nada es más natural que el extracto de café verde, pues está elaborado con los granos aún sin procesar ni tostar.

Esto le concede un nivel elevado de antioxidantes y diversos compuestos activos, entre los que vale la pena destacar el ácido clorogénico y la cafeína. De hecho, vamos a mencionarte algunos de estos beneficios:

1. Regula el azúcar en tu sangre gracias a la cafeína y el ácido clorogénico.

Esto implica que el café verde es ideal para aquellas personas que tienen tendencias a sufrir de subidas de azúcar o que directamente son diabéticas, ya que pueden consumirlo con regularidad, aunque sin abusar del mismo. Con una o dos tazas al día es suficiente.

2. Mejora la apariencia de tu piel.

Al estar repleto de antioxidantes, el café verde hará que tu piel luzca más tersa e irá eliminando las señales del envejecimiento prematuro. Así que tu cuerpo no sólo estará más limpio, tu piel lo reflejará.

3. Es un antiinflamatorio natural.

El ácido clorogénico presente en el café verde es ideal para aliviar y bajar las inflamaciones que tengas en tu cuerpo y no hablamos de las lesiones externas, sino las internas, las musculares y hasta los dolores de reuma y artritis.

4. Te ayudará a concentrarte mejor.

Gracias a su contenido de cafeína, unos pocos minutos luego de ingerirlo, te sentirás más concentrada y verás que podrás centrar tu atención con mayor eficacia. Así, podrás realizar tus actividades diarias de forma más eficaz y rápida. Así que, si estudias o debes realizar alguna presentación en tu trabajo ¡el café verde es ideal para ti!

Además, al concentrarte mejor el café verde añade otro beneficio extra: mejora tu memoria a corto y largo plazo.

5. Disminuye tu presión arterial.

Esto es un punto muy delicado, porque si te excedes con la dosis diaria harás el efecto contrario: aumentarás la presión arterial. La cafeína presente en el café verde, si sólo tomas media taza al día, puede reducir tu presión arterial y cuidarás tu sistema cardiovascular.

6. Estarás más enérgica.

¿Tienes mucho cansancio? ¿sueño? Una taza de verde gracias a sus altos contenidos de ácido clorogénico, cafeína y a sus antioxidantes, te darán un subidón de energía para que puedas realizar todas tus actividades diarias sin agotarte demasiado.

7. Evitarás estar ansiosa o nerviosa.

Lo que pasa con la ingesta del café negro o tostado es que tiene un alto nivel de cafeína, lo que implica que, dependiendo de tu organismo, puede llegar a inducirte un estado de nerviosismo o ansiedad.

Si sufres de ansiedad o simplemente tomas mucho café a diario, el café verde es la opción ideal, ya que tiene menos del 20% de cafeína, por lo que no disparará tu nerviosismo.

8. Neutraliza algunos componentes cancerígenos.

Cuidado: no estamos diciendo que cure el cáncer, sólo que gracias a sus altos niveles de ácido clorogénico el café verde es capaz de neutralizar algunos componentes cancerígenos, evitando que se produzcan mutaciones y que se dañe tu ADN.

¿Y el café verde realmente adelgaza?

Sí, y son muchos los estudios que confirman esta propiedad para adelgazar. De hecho, hay un estudio realizado a unas 30 personas (donde se dividió esta cantidad a la mitad) que padecían de sobrepeso, por un periodo de 12 semanas, arrojó los siguientes resultados:

El grupo que consumió el café tostado o café negro convencional logró una pérdida de peso de 1.7 kilogramos, para un total de pérdida de grasa corporal de 0.7%. Pero, a diferencia de este grupo, aquél que consumió café con extracto de té perder logró una pérdida de peso de 5.4 kilogramos y un total de pérdida de grasa corporal del 3.6%.

Pese a ello, no podemos dejar de resaltar que estas investigaciones y pruebas fueron realizadas por empresas que se dedican al comercio del café verde.

Sin embargo, esto no debe desanimarnos a probarlo, pues el ácido clorogénico que contienen estos granos ayuda a la disminución de la absorción de los temidos hidratos de carbono (carbohidratos) y de la grasa.

Automáticamente, esto reduce nuestros niveles de glucosa y nos cuida de los picos de insulina. Y como si esto no fuera suficiente, evita que la grasa se acumule en nuestro hígado, protegiéndonos de alguna enfermedad hepática.

Pero, de seguro te preguntarás, si el café verde es así de maravilloso ¿por qué no es igual el café negro o tostado?

Pues, si te diste cuenta, el mayor responsable de la propiedad de adelgazamiento del café verde es “el ácido clorogénico”, y este ingrediente activo sólo se halla en esta clase de café, debido a que se pierde durante el proceso de tostado del que se obtiene el café negro.

¿Cómo debemos tomar el café verde para adelgazar?

La mayoría de los nutricionistas concuerdan en que la dosis diaria para tener un impacto de adelgazamiento es de 400 mg por día, dividiéndolo esta cantidad a la mitad, para que la primera ingesta sea realizada unos 30 minutos antes del desayuno y la segunda unos 30 minutos antes de la cena.

¿Cuáles son los mejores granos de café verde?

Aquellos que provengan de países como Hawaii, Brasil y Colombia, ya que no sólo son grandes países exportadores de café, sino que su café suele ser considerado por la crítica como “más repleto de sabor y sobre todo, sus granos suelen tener un mayor grado de prolifenoles, que son componentes básicos para quemar la grasa.

¿En qué presentaciones viene el café verde?

Son muchas, pero por regla general las dos más populares son dos: los granos y los extractos.

Los granos.

Aunque es un poco más difícil de conseguir, es posible comprar granos de café verde o simplemente el grano sin tostar y para poder consumirlo sólo debes molerlos y preparar tu café de forma tradicional.

No hay ninguna alteración ni nada especial que realizarlo. Eso sí, si lo que quieres es adelgazar, te recomendamos que endulces con miel y no con azúcar. Y, si no tienes como moler tu café verde, siempre puedes poner el grano entero y cocinarlo en agua y miel y una vez esté listo, lo dejas reposar y cuelas el agua.

El extracto de café verde.

Es el más popular, ya que es un concentrado de cafeína y ácido clorogénico, lo que implica una mayor eficacia para la pérdida de peso. Lo conseguirás en tu herbolario más cercano e incluso en los supermercados.

Otras formas de presentación.

En soluciones líquidas y en crema. Y aunque ambas son efectivas, no olvides que deben tener por lo mínimo un concentrado del 45% de ácido clorogénico para que las propiedades del café verde puedan surtir su efecto en tu cuerpo.

Y otra forma muy poco conocida, pero que se había estado usando durante años para los fumadores y las personas que sufren de ansiedad es el café verde en su presentación de chicle.

Contra indicaciones:

Si eres alérgico a la cafeína primero deberás consultar a tu médico. Si estás embarazada, sospechas de un posible embarazo o estás en periodo de lactancia ¡no lo consumas! Primero consulta a un especialista, recuerda que la salud de tu bebé es primordial y es posible que algunos componentes del café puedan traspasar la placenta.

¡Hemos llegado al final! ¿Qué te ha parecido? ¿te ha gustado? ¿te animarías a beberlo? ¿ya lo haces? ¡cuéntame cómo te va!

 Si te gustó el Artículo o tienes dudas, te invito a que dejes tu comentario abajo que te responderé a la brevedad posible.

Leave a Reply