Aprender a expresarse mejor para fomentar sus relaciones

La comunicación a pesar de que es un tema que se habla con mucha facilidad sigue siendo complejo y de hecho un tanto imperfecta entre los seres humanos pero esto no quiere decir que no es posible aprender a expresarse mejor. Expresarse de una manera exacta es imposible, especialmente si hablamos de sentimientos o emociones. Lo que podemos hacer es mejorar nuestras habilidades de comunicación. De hecho, vale la pena hacerlo, porque el impacto de este cambio en nuestras relaciones interpersonales es muy positivo, ya que estos se basan principalmente en la interacción verbal. La verdad es que puedes evitarte muchos conflictos si aprendes a expresarte mejor. ¿Cuántas dificultades en las relaciones no nacen precisamente de lo que se dice o lo que no se dice? Es importante aprender a expresar afecto y también cuando nos disgusta algo.

Para expresarte mejor no necesitas estar en silencio

Diferentes estudios apoyan la idea de que los sentimientos negativos de no hablar y no expresarse, pueden dejar enferma a una persona. El silencio nos puede acarrear conflictos internos sin ninguna necesidad.  No sólo es importante que usted aprenda a expresarse cuando experimenta una emoción negativa. Hay muchas personas que también se privan de compartir emociones positivas. Parece vergonzoso o demasiado complicado, tal vez en exceso, pero cuando alguna vez nos muestran afecto o aprobación, también se construye una frontera de aridez.

No decir lo que sientes

Mientras que hay verdaderos expertos en este arte, existen otras personas que les cuesta demostrar lo que sienten y de hecho les causa un poco hipócrita las personas realmente abiertas y dispuestas a decir lo que piensan y sienten.

 

Romper las emociones

A menudo no sabemos expresar nuestros sentimientos porque, en realidad, a menudo no se conocen entre sí,  los sentimientos y las emociones no aparecen en el acto, algunos son fusionados y mezclados con otros. No debemos tratar de dar un nombre a lo que sentimos vale la pena el esfuerzo para tratar de identificar con mayor precisión.

Un método eficaz para especificar lo que sentimos es tratar de separar todo lo que experimentamos y poder razonarlo. Tratar de separar todas las piezas. Es muy probable que, al hacerlo, todo se vuelve más claro y por lo tanto podemos expresarnos con mayor éxito.

 

Cuando la ira se vuelven palabras

La ira fuera de control es uno de los principales enemigos de la comunicación productiva. En los Estados de exaltación, se dicen muchas cosas que pueden echar a perder una relación. La salida no es tratar de negar  el enojo, reprimirlo o dejarlo ir. Esta es precisamente una de las emociones que se requieren para ser transformado en palabras para poder ser procesado.

Lo que debemos hacer es hablar cuando sospechamos que la  rabia todavía tiene suficiente energía para tomar el control de lo que decimos. En este punto, es muy importante mantener la calma y esperar a que la tensión baje. Cuando una persona dice algo enojado, generalmente no es escuchado por la persona o las personas a quien va dirigido: Desconecte frente a la violencia verbal. En este sentido, el tono y la actitud a menudo tienen más importancia que el contenido del mensaje, que es nada si no se llega a su destinatario.

Una vez calmado, debe hablar y expresar el motivo de enojo. Es muy importante hacer un esfuerzo por expresarnos con precisión y claridad. No ahorrándose nada, pero siempre manteniendo el autocontrol. De esta manera, nos escucharán más, y el receptor del mensaje le dará la seriedad que se merece.

Siempre vale la pena trabajar para comunicarse mejor. Sin duda si llega a desarrollar esta habilidad puede construir relaciones duraderas con las demás personas de hecho no lo vea como algo difícil sino como el resultado de un esfuerzo consciente por mejorar.

Leave a Reply