3 Pasos para descifrar la etiqueta nutricional

No es lo mismo comer que alimentarse, alimentarse va más allá de llenar la barriga, es darle la oportunidad al cuerpo de obtener los nutrientes necesarios a través de los alimentos que consumimos. Lo que lleves al hogar sea nutritivo o no, será consumido.  Por consiguiente, al momento de comprar alimentos, es importante tener más conciencia, ponerle un stop a la eterna prisa y prestarle atención a qué entra a tu carrito de compras. Además, debes hacer un inventario de tu alacena y nevera, para luego preparar una lista de alimentos planificados. Elige la agricultura local, ya que obtienes frutas y vegetales más frescos.

Considera lo siguiente al momento de elegir tus alimentos:

  1. Verifica el tamaño de porción, ya que es importante que al comparar etiquetas nutricionales tengas presente la porción de cada producto (ej. 1 taza). También debes verificar las porciones que trae el empaque y esto los consigues debajo del tamaño de porción (ej. 14 porciones).
  2. Analiza el contenido, esto es  más práctico evaluando los gramos (g), miligramos (mg) y no los porcientos. Recomendaciones más básicas que debes conocer:
    Bajo en Sodio- 140mg por porción o menos
    Bajo en Grasas Saturadas- 1g o menos
    Sin Grasas Trans- 0g o menos
    Buena Fuente de Fibra- 3g o más
  3. Verifica los ingredientes que están escritos en orden de mayor a menor, siendo los primeros los que más aportan en la fabricación de ese alimento.

Algunas recomendaciones:

  • Mientras menos ingredientes contenga mejor, por ejemplo si buscas mantequilla de maní, solo debe tener maní. Todo lo que termine en ose, que tenga la palabra syrop, concentrate, crystals son azúcares añadidos que debes evitar. El azúcar debe estar después del quinto ingrediente y si aparece muchas veces en la lista, es posible que si se agrupan todas como azúcar, sería el ingrediente principal, lo cual es algo con un valor nutricional cuestionable.
  • Evita las grasas hidrogenadas, estas son grasas trans disfrazadas. El límite de grasas trans al día no debe superar 2g en total, sin embargo, los manufactureros pueden redondear 0.5g de grasas trans por porción a 0g, por lo que debes evitarlas en los ingredientes.
  • Por lo general, los alimentos que contienen colorantes y edulcorantes artificiales tienden a ser alimentos sumamente procesados y de poca densidad nutricional, busca mejores opciones. No recomiendo las bebidas con azúcar, incluyendo jugos, pero de hacerlo verifica que sea 100% fruta y la porción equivalente a una fruta son 4oz (mejor come la fruta).
  • Antes de pagar, observa qué tienes en tu carrito. Verifica que al menos un 50% sea de alimentos como frutas, vegetales, semillas, nueces, legumbres secas, huevos, pescado y carnes magras (si las consumes). Una alimentación balanceada comienza con lo que seleccionas en el supermercado, haz que cada selección cuente.


Leave a Reply